La activación

Correlación Potencial – Actividad

El nivel de correlación entre el potencial de innovación sostenible de los países y su grado de actividad en innovación sostenible es relativamente alto. Holanda, Dinamarca y Finlandia se encuentran sustancialmente por delante del resto de países.

España se encuentra en el conjunto de países con baja valoración en ambos parámetros, muy cerca de la recta de correlación, mostrando índices similares a los de Italia, Portugal, Grecia, Hungría y República Checa.

Países como Malta, Chipre, Estonia, Letonia y Lituania tienen un potencial atractivo; sin embargo, presentan aún poca actividad en innovación sostenible.

La efectividad

Correlación Actividad – Resultados

El nivel de correlación entre la actividad en innovación sostenible de los países y sus resultados obtenidos también es relativamente alto.

Se observa que España obtiene unos resultados muy adecuados con respecto a su actividad generada. Los resultados de la innovación sostenible alcanzan niveles próximos a los de países como Alemania, aun cuando la actividad en España es mucho menor.

En el otro lado de la recta, Grecia tiene una actividad relativamente alta: un alto nivel de empleo en I+D social y ambiental y un nivel de publicaciones académicas relacionadas con eco-innovación también superior a la media europea. Sin embargo, el nivel de resultados alcanzado es bajo, especialmente en el ámbito social (#26 en accesibilidad al sistema de salud y #26 en el ratio Mujeres / Hombres en empleo), y de buen gobierno (#25 en percepción de la corrupción y #24 en comportamiento ético de las empresas).

Esta relativa desconexión entre actividad y resultados motiva generar cada vez más programas de innovación que estén conectados con los resultados deseados.

La sostenibilidad sostenible

Correlación Resultados – Potencial

En última instancia, los resultados conseguidos a través de la innovación sostenible deben retroalimentar al entorno del país y hacer crecer su potencial. Por lo general, la correlación entre los resultados y el potencial también es alta.

Este paso es el mayor reto para España en la actualidad. España debe aprovechar el buen desempeño de su tejido productivo en términos de innovación sostenible para conseguir implementar medidas que mejoren las condiciones necesarias para asegurar el éxito a medio y largo plazo. Las mayores oportunidades tienen que ver con la inversión en protección ambiental, la exigencia de la regulación ambiental, la inserción laboral de los jóvenes, la independencia judicial y la transparencia del gobierno en la formulación de políticas.

Países como Malta, Estonia y Chipre, si bien alcanzan unos resultados inferiores a España, obtienen una posición superior en el Índice de Innovación Sostenible, ya que presentan un mayor potencial en la actualidad, con el que podrán sostener de manera más efectiva su sistema.